Falsos mitos sobre el acné

Existen algunos mitos sobre el acné que es necesario combatir. El acné es una de las disfunciones dermatológicas más frecuentes de la piel. En distinto grado afectan hasta un 80% de la población.

Las principales causas del acné son las siguientes: exceso de producción seborreica por parte de las glándulas sebáceas; exceso de queratinización y proliferación bacteriana ocasionada por los dos factores anteriores.

En este sentido, vamos a destruir algunos mitos sobre el acné:

·Lavarse la cara no favorece la aparición de acné. Aunque un exceso de jabón puede acabar desecando la piel y haciéndola más vulnerable. Por ello, debes usar jabones neutros e hidratar la piel poco después.

·La mejor forma de acabar con los granos no es explotarlos. Apretar los granos es lo peor que puedes hacer pues puedes favorecer la aparición de infecciones y cicatrices. Lo mejor es esperar a que desaparezcan por sí solos.

·El maquillaje no causa acné. Sin embargo, es importante que los cosméticos que utilices estén dermatológicamente testados y que limpies bien tu piel para que no se acumule el maquillaje en los poros de la piel, obstruyéndolos.

·El sol no favorece la desaparición del acné. El sol, al contrario, aumenta la queratinización de la piel, lo que puede favorecer la aparición de bacterias anaeróbicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

*